Cómo curar la próstata inflamada con remedios naturales

Para aquellos hombres que no presentan ningún síntoma de cáncer de próstata y que tienen edad avanzada u otros problemas médicos graves que pudieran limitar el tiempo de vida, a menudo se recomienda espera en observación o vigilancia activa. Por otro lado, la radioterapia (radiación externa o braquiterapia) o la prostatectomía radical pueden ser opciones para los hombres que desean comenzar el tratamiento.

El tratamiento de cáncer de próstata en etapa IV también puede incluir tratamientos para ayudar a prevenir o aliviar síntomas, tal como el dolor.

Los cánceres en etapa III se propagaron más allá de la próstata, pero no han alcanzado la vejiga o el recto (T3). No hay propagación a los ganglios linfáticos ni a órganos distantes. Estos cánceres tienen una probabilidad mayor de regresar después del tratamiento que los tumores en etapas más tempranas.

Los cánceres en etapa IV ya se han propagado a las áreas adyacentes, tal como la vejiga o el recto (T4), y hacia los ganglios linfáticos cercanos o hacia los órganos distantes, tales como los huesos. Se pueden curar pocos cánceres T4 empleando algunos de los mismos tratamientos que se usan para los cánceres en etapa III. La mayoría de los cánceres en etapa IV no se pueden curar, pero se pueden tratar. Los objetivos del tratamiento son mantener el cáncer bajo control por tanto tiempo como sea posible y mejorar la calidad de vida de un hombre.

  • Terapia hormonal, posiblemente junto con quimioterapia
  • Radioterapia externa (a veces combinada con braquiterapia), además de la terapia hormonal
  • Prostatectomía radical en pacientes seleccionados con cáncer que no se ha propagado a los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo. Después de este tratamiento se puede administrar radioterapia externa.
  • Cirugía (TURP) para aliviar los síntomas tales como sangrado u obstrucción urinaria
  • Tratamientos dirigidos a las metástasis en los huesos, tal como denosumab (Xgeva), un bifosfonato como el ácido zoledrónico (Zometa), radiación externa dirigida a los huesos o un radiofármaco como el estroncio-89 o el samario-153 o radio-223
  • Vigilancia activa (para los que son de edad más avanzada o tienen otros problemas de salud graves y no tienen síntomas principales de cáncer)
  • Participación en un estudio clínico de tratamientos más nuevos.

Las opciones iniciales de tratamiento pueden incluir:

Sería recomendable que consulte con su médico los factores que él (o ella) está tomando en cuenta al momento de considerar sus opciones de tratamiento. Puede que algunos médicos recomienden opciones que son diferentes a las que se presentan en este artículo.

Al igual que con los cánceres en etapa I, la vigilancia activa es frecuentemente una buena opción para los hombres con cánceres que no producen ningún síntoma y quienes están en edad avanzada o tienen otros problemas médicos graves. La prostatectomía radical y la radioterapia (radiación externa o braquiterapia) también pueden ser opciones apropiadas.

Las opciones de tratamiento en esta etapa pueden incluir:

Es recomendable que tomes esta planta medicinal en infusión o té para tratar este problema. Puedes tomar 3 tazas diarias de infusión de diente de león durante 1 mes, pero no se recomienda beber por más de 2 meses o podrías perjudicar tu salud estomacal y de otros órganos. Otra opción es que la tomes en cápsulas, para lo que tendrás que seguir las indicaciones de dosis y duración del tratamiento que te indique el médico o que haya indicadas en el envase del producto.

  • Pacientes con piedras en la vesícula o piedras en los riñones.
  • Quienes padecen de acidez, gastritis o úlceras estomacales, pues el sabor de esta infusión es muy amargo.
  • Esta planta puede interferir con el efecto de medicamentos como el litio, los antibióticos, los diuréticos y los tratamientos para aumentar el nivel de potasio.

Por último, un remedio natural muy recomendado es el jengibre. Esta raíz es usada en la medicina tradicional china, que sigue tratamientos totalmente naturales, como un gran antiinflamatorio natural y mejora la circulación. Lo mejor es que tomes la infusión de esta raíz 2 veces al día para desinflamar la próstata. Además, conviene que hagas el tratamiento como máximo durante un mes seguido, durante el cual tienes que notar una importante mejora y, si no es así, tendrás que consultar de nuevo con tu médico.

Esta planta medicinal está contraindicada para:

La cola de caballo es una gran aliada entre los remedios caseros para la próstata inflamada, pues debido a sus propiedades depurativas, desintoxicantes y desinflamantes, te ayudará a aliviar las molestias generadas por la prostatitis, no solo a nivel externo sino también interno. Toma nota de cómo curar la próstata inflamada con cola de caballo.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Los alimentos diuréticos como la piña, el melón o la sandía deben estar presentes en la dieta de todo paciente con prostatitis. Estas frutas, debido a su contenido de líquido, ayudan a eliminar toxinas y a disminuir la retención de líquidos, lo que ayudará a aliviar de forma natural las molestias ocasionadas por la próstata inflamada y agrandada. Del mismo modo la ingesta de agua abundante no debe faltar, por eso se sugiere beber al menos 2 litros de líquido al día.

El ajo es una de los mejores opciones naturales para contrarrestar las bacterias y reducir las inflamaciones, por eso es un excelente remedio casero para la próstata inflamada, sobre todo si es de origen bacteriano.

Debido a su contenido en cucurbitacina, que ayuda a evitar el crecimiento de la próstata, las semillas de calabaza o pipas de calabaza son también una gran alternativa entre los remedios caseros para tratar la próstata inflamada. Se recomienda consumir 1 cucharada diaria de pipas de calabaza enteras y en su presentación natural, es decir sin sal, cada día en ayunas.